PLAN DE ÁREA MATEMÁTICAS

 

 

1. IDENTIFICACIÓN

Área: Matemáticas.

Año escolar: 2016.

Grados que cobija el Plan de Área: Primero hasta el grado Undécimo de Media Técnica.

Intensidad Horaria Semanal: De 1º a 6º: 5 horas semanales, de 7o a 9o: 7 horas semanales. 10º y 11º: 5 horas semanales

 

2. JUSTIFICACIÓN

A medida que ha evolucionado la historia de la humanidad, se ha desarrollado conjuntamente, la historia de las matemáticas, proporcionándole al ser humano un avance científico y tecnológico, el cual contribuye al desarrollo integral de una sociedad. Sin embargo, en la mayor parte de los procesos de enseñanza y aprendizaje de la matemática, enmarcada en la Escuela, se ha llevado a manejar esta área de una forma mecánica y rutinaria, aspecto que conlleva a la presencia de dificultades en los procesos de razonamiento y comunicación.

Se pretende entonces, afianzar dichos procesos desde propuestas metodológicas consecuentes con los contextos y las necesidades de los educandos, con el fin de encaminarlos a una comprensión significativa de conceptos que los lleve a la solución de problemas y al desarrollo de habilidades pertinentes para enfrentar los avatares del diario vivir. Para lograr dar cuenta de ello, es necesario reflexionar sobre el aprendizaje de las matemáticas escolares, el cual está íntimamente vinculado a la didáctica utilizada por el maestro en el aula de clase.

La educación matemática como cualquier otra área, debe realizarse reconociendo que el estudiante aprende interactuando en su entorno y tomando de él los elementos esenciales que le sirven para dar respuesta a una infinidad de problemas. En este sentido, los fenómenos y los objetos de la naturaleza le aportan la información inicial que conforma lo que algunos autores llaman "saber previo", “experiencias”, “concepciones”, “conocimiento natural”, entre otros, esto sin dejar de lado la forma como los aprendizajes están y estarán determinados por las condiciones cognitivas, socioculturales y afectivas particulares de cada estudiante.

Así, continuando con las intencionalidades de la educación matemática, se hace perentorio en dicha justificación, aludir a la importancia que tiene el rigor de la precisión en la formación intelectual y la contribución que le hace las matemáticas a éste, aspecto que conlleva a reflexiones críticas desde los principios de la institución, siendo ellos los que dan cuenta de las verdaderas intencionalidades de esos propósitos propuestos en el PEI, donde es apremiante la búsqueda de una formación integral que le permita al estudiante construir su proyecto de vida desde lo científico, tecnológico y cultural, donde se busque favorecer el desarrollo de procesos y habilidades de pensamiento, por medio de propuestas metodológicas en las que las actividades de ésta área del conocimiento estimulen la actividad y las operaciones mentales, activen la capacidad de razonamiento y de pensamiento crítico y creativo, generen procesos mentales superiores, contribuyan a la organización de la mente y a formar para la toma de decisiones y la formulación, análisis y solución de problemas.

De otro lado, es importante que el Plan de Área, presente pautas claras y precisas para el desarrollo de las actividades a través del año lectivo, en procura de evitar la improvisación y repetición, más bien, facilitar la formulación y logro de los propósitos propuestos. Así mismo, ayudar al fortalecimiento paulatino del proceso de formación de los estudiantes, quien se caracterice por su capacidad de crítica, reflexión y análisis al enfrentar los conceptos y aplicarlos a experiencias de vida, como un paso más para alcanzar su proyección en el campo profesional, familiar y personal.

 

3. OBJETIVOS DEL ÁREA

Los Propósitos planteados en el Plan de Área, son aquellos que buscan dar cuenta de las intencionalidades del área en cada una de las instituciones, donde es apremiante sustentarlos desde referentes normativos y disciplinares. Ellos permiten una identificación de lo que se desea y espera.

Por ser el Plan de Área uno de los proyectos que direccionan los procesos de enseñanza y de aprendizaje, es apremiante emplearlos, de otra forma no sería posible emprender la ejecución de dicho proyecto, por lo que no se tendría un punto de partida que determinara parte de lo que se desea alcanzar.

A continuación se presenta un Propósito General del área y un Propósito de cada Grado:

El Propósito General apunta al desarrollo de competencias, en conjugación con los intereses de la institución sobre el perfil de estudiante que está formando. Teniendo como referentes, en el proceso de construcción, los propósito estipulados desde el Ministerio de Educación Nacional y el horizonte institucional.

Este propósito se apoya en un solo Propósito de cada Grado, donde se logre dar  respuesta a las preguntas: ¿Qué van a lograr los estudiantes de manera general y abarcadora en cada uno de los grados que componen los ciclos de formación (primaria, secundaria y media? ¿Cómo lo van a lograr? y ¿para qué lo harán? Los tres interrogantes aluden a los procesos de enseñanza y de aprendizaje, donde el primero busca relacionar los objetos de conocimiento con el desarrollo de las competencias, el segundo se sustenta en el aspecto metodológico, y el tercero, da cuenta de la intencionalidad a nivel formativo, en concordancia con los principios misionales y estableciendo relación con el Propósito General.

 

3.1 OBJETIVO GENERAL

Desarrollar competencias que den cuenta de la adquisición de los objetos de conocimiento que estructuran los cinco pensamientos matemáticos por medio de estrategias metodológicas consecuentes con las exigencias y necesidades del contexto dentro de procesos de enseñanza y de aprendizaje que permitan la construcción de aprendizajes significativos en miras a una educación integral.

 

3.2 OBJETIVOS  DE CADA GRADO

PRIMERO:

Enfatizar en los estudiantes del grado primero el reconocimiento de los conceptos básicos de los pensamientos numérico, espacial y métrico a través de la resolución de situaciones  problemas que los involucren y les permitan un avance en su proceso de pensamiento lógico-matemático así mismo, buscar que los estudiantes logren un reconocimiento de los números del 1 al 100 en su nominación simbología y realizar las cuatro operaciones con la aplicación en la solución de problemas.

SEGUNDO:

Afianzar en los estudiantes el dominio de los conceptos básicos de los diferentes pensamientos matemáticos a través del desarrollo de las actividades que conlleven a la comprensión y resolución de situaciones problemas de la vida cotidiana que involucren el manejo de las operaciones básicas con los números naturales

TERCERO:

Ejercitar el proceso algorítmico de las cuatro operaciones básicas estableciendo conexiones entre los diferentes conceptos básicos de los pensamientos matemáticos a través del planteamiento de situación y resolución de la vida cotidiana para un mejor desempeño en su vida personal y social.

CUARTO:

Propiciar en el estudiante una mayor posibilidad de desenvolvimiento eficiente en la resolución de problemas aplicando las operaciones básicas además de formulación de problemas que requieran del manejo de unidades de área, longitud, volumen y capacidad.

QUINTO:

Desarrollar habilidades de pensamiento en los estudiantes mediante la realización de actividades de aplicación de operación básicas que involucran conceptos de los diferentes pensamientos matemáticos para poner en practica métodos

SEXTO:

Potenciar el trabajo del conjunto de los números naturales y los fraccionarios por medio de la aplicación de magnitudes (longitud y área), y la relación de las propiedades y los elementos de polígonos y el establecimiento de relaciones entre variables de un conjunto de datos para que el educando adquiera habilidades necesarias que le permitan desempeñarse adecuadamente en todos los ámbitos de su vida.

SÉPTIMO:

Potenciar el trabajo del conjunto de los números enteros y los racionales por medio de la aplicación de magnitudes (volumen y masa), y la relación de las propiedades y los elementos de poliedros y sólidos en general; y la aplicabilidad de las proporciones. Para que el educando adquiera habilidades necesarias que le permitan desempeñarse adecuadamente en todos los ámbitos de su vida.

OCTAVO:

Construcción del sistema de los reales utilizando representaciones geométricas y expresiones algebraicas que permitan dar explicación a situaciones enmarcadas dentro del contexto, cotidiano, el de la matemática y el de otras ciencias.

NOVENO:

Utilizar instrumentos sencillos de cálculo y medida en la aplicación de procesos de generalización y racionalización con un propósito determinado, decidiendo en cada caso sobre la pertinencia y ventajas que implica su uso grafico y sometiendo los resultados a una revisión sistemática.

DÉCIMO:

Utilizar el sistema de los números reales dentro del contexto de la trigonometría, la geometría analítica y la probabilidad para el planteamiento y solución de problemas que propicien un pensamiento crítico y reflexivo.

UNDÉCIMO:

Trabajar el análisis de funciones enmarcadas en un contexto numérico, geométrico, métrico y aleatorio, logrando el trabajo de las nociones de límite y deriva para un mayor razonamiento, interpretación y modelación de situaciones de cambio.

 

4. MARCO LEGAL

El Marco Legal, en el que se sustenta el Plan de Área parte de los referentes a nivel normativo y curricular que direccionan el área.

En este caso se alude en primera instancia a la Constitución Nacional, estableciendo en el artículo 67, “la educación como un derecho de toda persona y un servicio público que tiene una función social”, siendo uno de sus objetivos, la búsqueda del acceso al conocimiento, a la ciencia, la técnica y a los demás bienes y valores de la Cultura”, por lo que el área de matemáticas no es ajena al cumplimiento de este.

Continuando, se presenta la Ley General de Educación (Ley 115 de 1994), la cual en sus artículos 21, 22 y 23 determina los objetivos específicos para cada uno de los ciclos de enseñanza en el área de matemáticas, considerándose como área obligatoria. De otro lado, el desarrollo del proceso educativo, también se reglamenta en el Decreto 1860 de 1994, el cual hace referencia a los aspectos pedagógicos y organizativos, resaltándose, concretamente en el artículo 14, la recomendación de expresar la forma como se ha decidido alcanzar los fines de la educación definidos por la Ley, en los que interviene para su cumplimiento las condiciones sociales y culturales. Dos aspectos que sustentan el accionar del área en las instituciones educativas.

Luego, otro referente normativo y sustento del Marco Legal, es la Ley 715 de 2001, donde en su artículo 5, explica “la necesidad por parte de la Nación de establecer las Normas Técnicas Curriculares y Pedagógicas para los niveles de la educación preescolar, básica y media, sin que esto vaya en contra de la autonomía de las instituciones educativas y de las características regionales, y definir, diseñar y establecer instrumentos y mecanismos para el mejoramiento de la calidad de la educación, además, de dar orientaciones para la elaboración del currículo, respetando la autonomía para organizar las áreas obligatorias e introducir asignaturas optativas de cada institución”.

En concordancia con las Normas Técnicas Curriculares, es necesario hacer referencia a los “Documentos Rectores”, tales como Lineamientos Curriculares y Estándares Básicos de Competencias, los cuales son documentos de carácter académico no establecidos por una norma jurídica o ley. Ellos hacen parte de los referentes que todo maestro del área debe conocer y asumir, de tal forma que el desarrollo de sus prácticas pedagógicas den cuenta de todo el trabajo, análisis y concertación que distintos teóricos han hecho con la firme intención de fortalecer y mejorar el desarrollo de los procesos de enseñanza y de aprendizaje en los que se enmarca el área de matemáticas. A pesar que son parte de las directrices ministeriales, están sometidos a confrontaciones que propicien un mejoramiento significativo en la adquisición del conocimiento y en procura de la formación integral de las personas.

En cuanto a los Lineamientos Curriculares en matemáticas publicados por el MEN en 1998, se exponen reflexiones referente a la matemática escolar, dado que muestran en parte los principios filosóficos y didácticos del área estableciendo relaciones entre los conocimientos básicos, los procesos y los contextos, mediados por las Situaciones Problemáticas y la evaluación, componentes que contribuyen a orientar, en gran parte, las prácticas pedagógicas del maestro y posibilitar en el estudiante la exploración, conjetura, el razonamiento, la comunicación y el desarrollo del pensamiento matemático.

Finalmente, los Estándares Básicos de Competencias (2006), es un documento que aporta orientaciones necesarias para la construcción del currículo del área, permitiendo evaluar los niveles de desarrollo de las competencias que van alcanzando los estudiantes en el transcurrir de su vida estudiantil, además, presenta por niveles la propuesta de los objetos de conocimiento propios de cada pensamiento matemático, los cuales deben estar contextualizados en situaciones problémicas que son uno de los caminos que permiten un proceso de aprendizaje significativo en el estudiante.

5. MARCO CONCEPTUAL

La formación integral está basada en el aprendizaje de nuevos conocimientos que propicien el desarrollo humano en todas sus dimensiones. Los docentes de área aprovechan una serie de experiencias que le permitan a los estudiantes desarrollar su razonamiento lógico y consolidar su personalidad; tendrán la convicción de que la docencia no es solo ir al aula de clase a repetir un lección, sino mostrarse como una persona que está en constante aprendizaje y formación. Se buscará que el docente se sensibilice frente a valores, cualidades y aspectos humanos como son: el respeto, la sinceridad, la amistad, el espíritu de servicio, la prudencia, el optimismo ,la exigencia, la disciplina, la autoestima y la tolerancia. Las cuales son actitudes de un verdadero profesional de la educación.

Desde el área se propende por una educación que propicie aprendizajes de mayor alcance y más duraderos que los tradicionales, que no sólo haga énfasis en el aprendizaje de los conceptos y procedimientos, sino en procesos de pensamientos ampliamente aplicables y útiles a aprender cómo aprender.

El principal objetivo de cualquier proceso de enseñanza aprendizaje de matemática es ayudar a las personas a dar sentido al mundo que los rodea y a comprender los significados que otros construyen y cultivan.

Mediante el aprendizaje de la matemática el estudiante no sólo desarrolla su capacidad de pensamiento y de reflexión lógica, sino que al mismo tiempo adquiere un conjunto de instrumentos para explorar la realidad, representarla, explicarla y predecirla, en resumen para actuar en y para ella.

El aprendizaje de la matemática debe posibilitar al estudiante la aplicación de sus conocimientos fuera del ámbito escolar donde debe tomar decisiones, enfrentarse, adaptarse a situaciones nuevas, exponer sus opiniones y ser receptiva a la de las demás.

Es necesario relacionar los contenidos de aprendizaje con la experiencia cotidiana de las estudiantes, así como presentarlos y enseñarlos en un contexto de situaciones problemas y de intercambios de puntos de vista.

De acuerdo con esta visión global e integral del quehacer matemático, se proponen tres aspectos en el currículo.

Procesos generales: tienen que ver con el aprendizaje, tales como el razonamiento lógico, resolución y planteamiento de problemas. La comunicación, la modelación y la elaboración, comparación y ejercitación de procedimientos.

Conocimientos básicos: estos son procesos específicos que tienen que ver con la asignatura y sistemas propios de la matemática.

Estos procesos específicos se relacionan con el desarrollo del pensamiento numérico, espacial, métrico, aleatorio y variacional. Los sistemas numéricos, geométricos de medida, de datos, algebraicos y analíticos. El objetivo de enseñar las habilidades del pensamiento no se deberá considerar, por tanto, como algo opuesto al de enseñar el contenido convencional, sino como un complemento de éste.

El contexto: tiene que ver con el ambiente que rodea al educando y que le da sentido a la matemática que aprende a través de las situaciones problemáticas, diseñando éstas de tal forma que comprometan la afectividad de la estudiante. No podía quedar de lado la parte lúdica, ya que forma parte esencial de las dimensiones del desarrollo de la estudiante, lo cual se puede aprovechar para que el aprendizaje se logre desde otro contexto. Piaget decía “los juegos son para los niños lo que el trabajo es para los adultos” los juegos como factor didáctico se pueden aprovechar para llegar a ser una buena herramienta para que se conceptualicen e interioricen conocimientos y aplicaciones específicos(as) de la matemática.

Por otra parte, desde la propuesta del M.E.N en el documento “Matemática lineamientos curriculares” se habla de la clasificación de los estándares en diferentes tipos de pensamientos. Los cuales se componen de los siguientes elementos:

Pensamiento numérico y Sistemas numéricos: Este componente del currículo procura que las estudiantes adquieran una sólida comprensión de los números, tanto como de las operaciones que existen entre ellos

Pensamiento Espacial y Sistemas geométricos: Este debe permitir que las estudiantes analicen y utilicen las propiedades de los espacios bidimensional y tridimensional, así como las formas y figuras geométricas que se hallan en ellos, debe proveerles herramientas de las propiedades de los espacios, además deben utilizar la visualización, el razonamiento espacial y la modelación geométrica para resolver problemas.

Pensamiento métrico y Sistemas de Medidas: Este debe dar como resultado la comprensión por parte de las estudiantes de los atributos mesurables de los objetos y del tiempo. Así, mismo debe procurar la comprensión de los diversos sistemas, unidades y procesos de la medición. Pensamiento aleatorio y Sistemas de datos: El currículo de matemática debe garantizar que las estudiantes sean capaz de plantear situaciones susceptibles de ser analizadas mediante la recolección, presentación y ordenamiento sistemático y organizado de los datos.

Pensamiento variacional y Sistemas algebraicos y analíticos: Este tiene en cuenta una de las aplicaciones más importantes de la matemática, la cual es la formulación de modelos matemáticos para diversos fenómenos.

Pensamiento aleatorio y Sistemas de datos: Ayuda a tomar decisiones en situaciones de incertidumbre, de azar, o de ambigüedad por falta de información confiable, en los que no es posible predecir lo que va a pasar.

6. DISEÑO METODOLÓGICO

Basado en los Lineamientos Curriculares y los Estándares Básicos de Competencias, en Matemáticas se plantea como método de trabajo del conocimiento matemático, el planteamiento y resolución de situaciones problema, haciendo uso de:

·         Aprendizaje por equipo

·         Resolución de problemas

·         Organizadores previos: expositivos y comparativos

·         Actividades interactivas

·         Investigaciones  de los temas objeto de estudio

·         Uso de las TIC

·         Trabajo colaborativo

·         Uso de estructuras textuales

·         Preguntas intercaladas

·         Ilustraciones

·         Pistas tipográficas

·         Secuencias didácticas

·         Contextualizar situaciones.

·         Interpretación de imágenes.

·         Manejo de material didáctico.

·         Ejercicios orales y escritos.

·         Actividades lúdicas.

·         Actividades en grupo e individuales.

·         Concursos.

·         Representaciones pictóricas y simbólicas.

·         Juegos didácticos.

 

7. CRITERIOS Y PROCEDIMIENTOS PARA EVALUAR EL APRENDIZAJE

En el Colegio Distrital María Inmaculada, se tendrán en cuenta como criterios de evaluación del aprendizaje los siguientes:

SABER

·         Comprender, reconocer y utilizar el lenguaje técnico-científico propio del área de Matemáticas

·         Asimilación y aplicación a la práctica de los conceptos trabajados

·         Conocimiento y utilización de las técnicas de trabajo y razonamiento propias del área.

·         Comprensión y explicación de los problemas planteados, como  paso para interpretar la realidad matemática que nos rodea

·         Aportaciones e iniciativas en el trabajo tanto de aula como en grupo

SABER-HACER

·         Expresión  oral correcta y adecuada

·         Uso correcto de la simbología matemática y conocimiento de las propiedades a la hora de operar y simplificar expresiones matemáticas

·         Organización y uso de los materiales adecuados al trabajo que se realice

·         Presentación de trabajos y cuaderno

·         Técnicas de trabajo intelectual: subrayado, esquemas, mapas conceptuales

·         Síntesis y análisis de resultados

·         Búsqueda y uso de fuentes de información

·         Planteamiento y resolución de problemas

·         Sistematización

·         Formulación y contrastación de hipótesis

·         Autonomía en el aprendizaje

SER

·         Atención y participación en clase

·         Orden y limpieza en los trabajos

·         Cuidado de los materiales

·         Interés y curiosidad por la matemática

·         Respeto y tolerancia hacia los demás

 

8. METAS DE CALIDAD

El área de matemática se propone como metas de calidad para el presente año las siguientes:

·         Al finalizar el año 2016, el 60% de las estudiantes mostrarán dominio de las temáticas cursadas en un nivel de desempeño alto.

·         Cumplimiento del 100% de los Derechos Básicos de aprendizaje en todos los grados.

·         Generar una actitud favorable hacia la matemática y estimular el interés por su estudio.

·         Obtener mínimo un promedio de 60 puntos en el área de Matemática de las Pruebas Saber 11 2016.

·         Movilizar los resultados de las Pruebas Saber el  20% de las estudiantes del grado 9º del nivel mínimo al satisfactorio.

·         Movilizar en los resultados de las Pruebas Saber el 20% de las estudiantes del grado 5º del nivel insuficiente al mínimo.

·         Movilizar en los resultados de las Pruebas Saber el 10% de las estudiantes del grado 3º del nivel insuficiente al mínimo.